Normativa de redes sociales: Cuidado, que pueden cerrarte la cuenta

Revisando el correo me he encontrado con las ponencias del evento de Cuatrocasas, Corporate Social Media, en el que  se habló sobre las cuestiones jurídicas vinculadas a las redes sociales corporativas:

Me ha llamado la atención que “la compañía es responsable de los contenidos del muro/perfil en las redes sociales (incluso si los ha incluido un tercero)”. Esta breve presentación ha despertado mi curiosidad sobre la normativa aplicable a las empresas, ya que creo que no somos conscientes de hasta qué punto nos exponemos a diario en las redes.

Después de mirar muchos vídeos al fin he dado con uno en el que se trata este tema de forma clara y directa: la ponencia de David González en #rrsscyl: Aspectos legales del uso de las redes sociales. En el vídeo nos habla sobre la normativa de Facebook, Twitter y Tuenti, y sobre cuáles son las causas por las que pueden cerrarnos la cuenta.

Visto lo que comenta David sobre la política de abuso y spam de Twitter, en este enlace puede verse cuáles son las prácticas que la red de información considera abusivas, y por lo tanto pueden ser motivo de suspensión permanente de una cuenta:

Pero aquí llega la parte más interesante: la amplia y completa normativa de Twitter sobre el spam. La red social considera que las siguientes prácticas son envío de spam:

  • Seguir y dejar de seguir a grandes cantidades de usuarios en un corto periodo de tiempo.
  • Seguir y deja de seguir de manera repetida, ya sea para conseguir seguidores o para atraer más atención al perfil.
  • Que los tuits sean principalmente enlaces, y no actualizaciones personales.
  • Por denuncia: Si un gran número de personas ha bloqueado al usuario o ha recibido un gran número de quejas, se le considera spam.
  • Publicar contenido duplicado en múltiples cuentas o escribir distintos tuits duplicados en una misma cuenta.
  • Publicar múltiples tuits sin relación con un tema mediante #
  • Enviar un gran número de @respuestas o menciones duplicadas, así como enviar muchas @respuestas o menciones no solicitadas.
  • Agregar a un gran número de usuarios, sin relación, a listas
  • Crear distinto contenido falso, enlaces engañosos o publicar la información de la cuenta de otros usuarios como propia.
  • Seguir, marca como favorito o retuitear tuits de forma aleatoria o agresiva.
  • Comprar o vende interacciones de cuenta (seguidores, retuits, favoritos, etc.)

Deja un comentario